El bocadillo de Unai

 

indartzen-bocadillo

Microrrelato basado en una historia real ¿qué te sugiere?

De repente, Unai se paró en seco. Se quedó mirando fijamente a un hombre de raza negra que pedía dinero en la calle. Su madre y yo nos quedamos como paralizados. No sabíamos qué hacer.

Estos segundos se nos hicieron eternos. Cuando terminó, miró al hombre, y luego a su bocadillo de chocolate. Arrancó un pequeño pedazo, y ofreció el resto del bocadillo a la persona sin hogar.

El hombre tomó el bocadillo, dio las gracias mucha educación, y con expresión de vergüenza miró a la madre, pidiendo permiso tácitamente para aceptar el regalo de su hijo. La mujer asintió brevemente, tomó con suavidad al niño del brazo y continuamos nuestro camino.

Motivado por la curiosidad, le pregunté a Unai por qué había quitado un pequeño pedazo antes de ofrecerle el bocadillo a este hombre.

—Pues para que no le den asco mis babas —respondió—, diciéndome con la mirada que parecía tonto, que no me enteraba de nada.


¿Qué te sugiere lo que has leído? Comparte con nosotros la primera reflexión que te venga a la cabeza. Pero no leas los comentarios de los demás…

2 comentarios en “El bocadillo de Unai

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s